Un estadio para la familia

La catedral del fútbol de Costa Rica. Así es llamado el Estadio de Liga Deportiva Alajuelense, que lleva el nombre de Alejandro Morera Soto, “El mago del balón”, bautizado así en 1961, en reconocimiento a la gran trayectoria no sólo en el terreno de juego sino también fuera de ella.

El estadio, propiedad del Club, está localizado en el Llano de Alajuela. El proyecto de contar con el propio estadio se gestó en 1938, cuando en la sesión de Junta Directiva del 18 de abril de ese año el directivo Carlos Bolaños propuso la idea de adquirir los terrenos para contar con una cancha propia.

En 1940 se adquirieron los terrenos para la construcción del mismo, a ¢0.80 el metro cuadrado y fue hasta dos años después cuando el equipo rojinegro jugó el primer partido en su nueva cancha.

La gradería fue de madera, la que se empleó en el Estadio Nacional y fue donada a L.D.A.

Es hasta en 1979 cuando se lleva a cabo el proyecto de ampliación con la construcción de las graderías superiores de Sol Oeste, Sombra Sur y Sombra Este, trabajos que son inaugurados en 1982.

Previo a esas modificaciones, el Morera Soto contaba con 10 gradas de cemento que daban la vuelta al terreno de juego.

Para 1985 se completó la construcción con la gradería de Sol Norte y la instalación del primer marcador electrónico.Una de las últimas ampliaciones fue la construcción del Palco Oeste, inaugurados en 1998 donde además están instaladas las cabinas de transmisión para las radioemisoras.

El primer sistema de alumbrado para realizar partidos nocturnos se inauguró el 19 de marzo 1970 en un juego de L.D.A vrs Motagua de Honduras con resultado favorable para los locales 4 goles por 1.

El Morera Soto, no sólo es la casa del cuadro alajuelense, sino que también es empleado por la Selección Nacional de Fútbol como sede para encuentros oficiales y amistosos, tal como sucedió para la eliminatoria al Campeonato Mundial Corea y Japón 2002 y los primeros juegos de las eliminatorias hacia el Campeonato Mundial de Alemania 2006.

El hecho de ser un estadio para la familia y de poseer la mejor gramilla de fútbol de Costa Rica, lo diferencian del resto de los clubes del país.

Las dimensiones del terreno de juego son de 105 metros de largo por 68 metros de ancho, y la capacidad total de espectadores es de 16 525 autorizados por la Comisión Nacional de Emergencia. La institución posee todas las pólizas de seguros que se ofrecen en el mercado costarricense para este tipo de edificaciones, con el fin de proteger a las personas y al inmueble ante eventualidades de cualquier naturaleza. 

Una de las últimas mejoras fue la renovación del sistema de iluminación que se inauguró el 29  de agosto del 2013 y que pone a la vanguardia a la Institución, al superar los niveles de iluminación establecidos por la CONCACAF para encuentros nocturnos internacionales, así como cumplir con lo solicitado por Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) para ser sede del Mundial Femenino Sub 17 Costa Rica 2014.

Recientemente Alajuelense cambió su gramilla sintética por lo último en la tecnología, misma tecnología utilizada en los campos de entrenamiento de equipos como el Barcelona de España, esta gramilla se inauguró el 11 de agosto de 2013.

El estadio Alejandro Morera Soto- Scotiabank cuenta con dos gimnasios modernos con equipos de alta tecnología para trabajos de fortalecimiento muscular tanto para la primera división como para las ligas menores de Liga Deportiva Alajuelense.

A la vez cuenta con una Clínica Médico Deportivo “Longino Soto Pacheco”, inaugurada en 1992 y donde reciben atención los jugadores de Liga Deportiva Alajuelense y sus divisiones inferiores.

Además se brinda un servicio al público con la atención de un médico a tiempo completo y un fisioterapeuta.

Oficinas Administrativas

En el Estadio Alejandro Morera Soto se encuentra ubicadas las oficinas administrativas del Club, donde se posee con una galería de fotografías en la Sala de la Gerencia General.

Ahí el público puede conocer un poco del pasado y acciones memorables de Liga Deportiva Alajuelense.

Sala de Sesiones

Además de ser el sitio de reunión de la Junta Directiva y lugar de las Conferencias de Prensa, la sala de sesiones guarda en su interior la historia de Liga Deportiva Alajuelense.

Ahí en las vitrinas están los trofeos que han marcado el desarrollo de la Institución, desde los primeros obtenidos en 1919, cuando se jugó como “Once de Abril”.

Se encuentra además el trofeo que se le otorgó a L.D.A. por su primer Título Nacional en 1928, así como los últimos trofeos de los Campeonatos Nacionales y la Copa de Campeones de la Concacaf 2004.

En este se puede encontrar el trofeo que recibió la delegación alajuelense en la gira que llevó a cabo en México en 1931, así como el que otorgó Shaá de Irán en la gira al mundo que llevó a cabo la Institución en 1960.

En la Sala de Sesiones se tienen registrado aproximadamente 500 trofeos que marcan las distintas épocas y logros de esta Institución.