El Estadio se llenaba para disfrutar su juego, vistoso, alegre y de gran calidad donde le deparó muchas alegrías a la afición rojinegra.

“Uno de los extremos más formidables que ha tenido el país. Un juego limpio, vistoso, driblador, con una afición que lo quería y lo aplaudía de pie” señala el libro Memoria de Liga Deportiva Alajuelense escrito por Armando Morux Sancho en 1995.

Durante 12 años vistió la camiseta rojinegro siendo parte de los equipos que obtuvieron los campeonatos nacionales de 1980 y 1983, jugando como puntero izquierdo.

En ocho ocasiones fue convocado a la Selección Nacional Mayor donde registró un total de 30 encuentros con la mayor. A parte de militar con LDA jugó con el Carmen, Guanacaste y el Real España de Honduras.

En el uno contra uno, no había nadie como el “Zurdo” y junto con Alejandro González fue un gran protagonista en la obtención del cetro de 1980.