Puntarenense de pura cepa, rojinegro de corazón. Así podría describirse a Juan José Gámez Rivera, una gran figura de Liga Deportiva Alajuelense desde 1959 cuando llegó al Club y al que estuvo ligado en 1991 cuando dejó las riendas de la dirección técnica del primer equipo.

Nació en el puerto del pacífico en 1939 y despuntó en las divisiones menores de la Unión Deportiva Tibaseña en 1958. El 1959 José Luis “Chime” Rojas se fue a Tibás a buscarlo para traerlo a LDA y por ¢5000, Juan José Gámez y Oldemar “Gato” Bolaños llegaron a la institución rojinegra para unirse al equipo que alcanzaría el Tricampeonato en 1960.

Gámez comenzó a brillar en la media cancha, para los que lo vieron jugar lo consideraron un adelantado en su época por la dinámica que imprimía y la técnica con la que manejaba la redonda, siempre el principal aliado de los hombres gol como Juan Ulloa y Errol Daniels.

Tomada la redonda desde la defensa y trazada pases largos a los delanteros, era el lanzador del equipo.

Marcó una época en Liga Deportiva Alajuelense donde obtuvo los campeonatos nacionales en 1960, 1966,1970 y 1971.

Estuvo como jugador activo hasta la temporada de 1974 cuando se retiró; ya en esa campaña en la primera división combinaba la tarea de futbolista con la de entrenador del equipo de reservas de la Institución.

Una vez retirado en 1975 fue nombrado director técnico del primer equipo, tarea que cumplió hasta 1976.

Ahí inició su recorrido como estratega. Sin lugar a dudas uno de los mayores éxitos como entrenador fue la clasificación, por primera vez en la historia del fútbol de Costa Rica de una selección juvenil al Campeonato Mundial de Arabia Saudita 1989.

Con un grupo de jóvenes talentosos, llamados los “carasucias”, los juveniles lograron la brillante clasificación a ese torneo, eliminando entre sus rivales a México.

En el debut en ese Mundial, Costa Rica venció a Colombia 1 por 0.

Tras dirigir a la Selección Juvenil, en 1990 vuelve al banquillo del primer equipo rojinegro para iniciar un proceso con buena parte de los seleccionados juveniles que estuvieron con él en Arabia Saudita (Juan Carlos Arguedas, Paul Mayorga, Austín Berry, Óscar Valverde, Harold López, Danilo Brenes), así como los jugadores experimentados y otros muchachos que se unieron al equipo para comenzar a gestarse esa camada de jugadores de 1990 que dieron mucho a la Institución liguista.

En 1991 es relevado en el cargo de la dirección técnica y el equipo fue campeón nacional bajo la conducción de Iván Mraz.

Juan José Gámez le dio campo a la juventud, a la sangre nueva en los equipos donde estuvo dirigiendo y muchos de ellos llegaron a convertirse en figuras importantes.

Falleció en 1997 cuando fungía como director técnico del Municipal de Pérez Zeledón.