Compartir
Abr 18, 2021Noticias

¡El clásico femenino fue nuestro!

Nota del periodista Esteban Aronne Sparisci

*Las leonas volvieron a la victoria en un encuentro en que la ventaja pudo incluso ser mayor.

La lluvia no fue impedimento para que de nuevo la afición rojinegra hiciera latente su apoyo. Un extenso juego de pólvora marcó los minutos previos de un clásico en el que la victoria era simplemente el único objetivo después de la mala presentación del domingo anterior contra Pococí.

Y desde las primeras acciones quedó evidente en la cancha la intención total de hacer respetar la casa. Una y otra vez el asedio fue constante en contra de la guardameta rival Dinnia Díaz hasta que al minuto 26 un centro más que preciso de la capitana Lixy Rodríguez encontró la cabeza de Raquel Rodríguez, quien envió el balón al fondo de las redes para abrir el marcador.

No conformes con la ventaja, las rojinegras continuaron con la presión que se tradujo en llegadas de peligro y la delantera María Paula Salas estuvo muy cerca de aumentar las cifras a pocos instantes de irse al descanso.

Entre las leonas se notó el hambre de triunfo y de resarcirse de una derrota inesperada que complicó la realidad en la tabla de posiciones una semana atrás. Anoche o se ganaba… o se ganaba. No había otra opción.

Segundo tiempo con sello de triunfo. La segunda mitad arrancó con el mismo ímpetu de la etapa inicial y de nuevo se plasmó en la antesala de gritos de gol. Primero Marilenis Oporta y luego María Fernanda Barrantes estuvieron muy cerca de la segunda anotación. El ingreso de la panameña Marta Cox fue vital para continuar con el impulso ofensivo y evaporar cualquier intento de empate en las moradas.

Cuando el entrenador Wilmer López comenzaba a girar instrucciones en pos de mantener el orden atrás un cabezazo al minuto 78 de la artillera Salas, que se combinó con un error de la portera Díaz, sentenció un 2 a 0 que fue letal para las visitantes.

Un corte en el fluido eléctrico al minuto 83 congeló las acciones por 30 minutos pero al reanudarse el juego el marcador se mantuvo intacto. El clásico se tiñó de rojinegro conquistando una victoria, a todas luces, urgente.

Con este triunfo, que mezcla tanto inyección de ánimo como ascenso en la tabla de posiciones, las rojinegras alcanzan al Saprissa en el segundo lugar con 19 puntos, a tres del Herediano. Precisamente, el próximo encuentro es de fuego cruzado pues las leonas se enfrentarán a las rojiamarillas de visita el próximo miércoles en el Estadio Nicolás Macís. ¡Fuerza muchachas!


Compartir